None

Calakmul

El Equilibrio de la Vida

Entre la bruma que forma la humedad emanada de la selva y la temperatura tropical, en la región central del imperio maya, al sureste del estado de Campeche, se encuentra Calakmul, cuyo nombre significa “dos pirámides juntas”.

Esta ciudad maya conformada por templos, juego de pelota y palacios, así como construcciones diversas, evidencia el gran movimiento que se llevaba a cabo en esta zona. Las actividades agrícolas, el comercio, la astronomía y su centro ceremonial llegaron a reunir hasta 50 mil pobladores.

Calakmul está repleto de estelas, muchas concentradas en las dos pirámides principales, que además albergan gran cantidad de textos dinásticos y pinturas que todavía no están abiertas al público en su totalidad.

Tras la caída del imperio maya, la ciudad permaneció en el olvido sin despertar  interés durante más de seis siglos. A la llegada de los españoles, la ausencia de oro y metales, la lejanía y un suelo difícil de explotar provocaron desinterés en los europeos. Sin embargo, esta región se constituyó como el principal corredor de la evangelización del norte de la península hacia Guatemala.

A finales del siglo XIX, las compañías madereras norteamericanas explotaron la riqueza natural de la zona, talando cedro, caoba y palo de tinto; también llamado palo de Campeche, así como la extracción del chicle; dando pie a un repoblamiento y, por ende, al redescubrimiento de sitios arqueológicos.

Pero Calakmul es mucho más que sólo una zona arqueológica, es la reserva tropical más grande de México.  Es un área natural protegida por decreto desde el 22 de mayo de 1989, con una superficie de 723 mil 185 hectáreas que posee importantes ecosistemas, entre los que predominan tres tipos de selva. Por su desarrollo también fue reconocida por la UNESCO como Patrimonio de la Humanidad.

La Reserva de la Biósfera de Calakmul es uno de los espacios naturales más espectaculares de México, y es llamada la “Tierra del Jaguar”. 

Sus selvas permiten la reproducción de felinos como el jaguar, puma, ocelote y el tigrillo. Los árboles de gran altura son hogar de monos y las selvas bajas resguardan el hábitat de venados, armadillos, tapires y el oso hormiguero. Se calcula que ahí habitan más de 300 especies de aves tropicales como el perico, el tucán, y distintos tipos de loros y águilas.

Mucha de su importancia ecológica radica en que alberga a numerosas especies que se encuentran en peligro de extinción.

Calakmul es un lugar donde la sabiduría de la naturaleza despliega todo su esplendor. Como ejemplo, muchas plantas con flores amarillas se abren de día para ser polinizadas por las abejas. Durante la noche, algunas flores blancas se abren para su polinización por los murciélagos.

Al norte de la reserva se encuentra el llamado “Volcán de los Murciélagos”, una profunda cueva donde viven miles de ellos y que sólo ha sido explorada parcialmente. Cada noche, por más de tres horas, infinidad de murciélagos emergen de la boca de la cueva, como lo hace la lava de un volcán.

Calakmul es el lugar de las dos pirámides juntas, pieza clave en la evangelización de Centro América, lugar de explotación de chicle y la madera; pero sobre todo es el recordatorio del poder que el hombre tiene para destruir o preservar la maravilla de la naturaleza y su sabio equilibrio.

Calakmul

Escucha todo lo que tienes que saber sobre Calakmul.

Audiospot

Compartir página

Más sobre Campeche

Más Zonas Arqueológicas

¡Te queremos con nosotros!

Suscríbete a nuestro newsletter y acompáñanos a descubrir México