None

Artesanías de Durango

Interminable Diversidad de Expresiones

El mercado Gómez Palacios, en Durango; un lugar pintoresco y mágico en donde se concentran todas las tradiciones, artes y habilidades del estado. Cada uno de sus pasillos nos sorprende con sus colores, sabores y olores, pero sobre todo por su gran cantidad de objetos hechos por las manos de hombres y mujeres duranguenses.   

Sólo hay que recorrerlo un poco y visitar los distintos espacios para descubrir artesanía como los huaraches, los morrales bordados con diseños geométricos, con base en líneas paralelas verticales. Existen algunos de varios colores, otros de un sólo color sobre un fondo blanco y llevan franjas en la urdimbre. Estos morrales son característicos de la región y no solamente de la cultura tepehuana, sino también de la huichol, cora, mexicanera y tarahumara.   

Para hacer los sombreros de sollate, nombre que recibe la palma empleada como materia prima, los artesanos requieren primero entre quince y veinte días para hacer un tejido largo de 25 metros; y luego otros quince días para hacer la forma de la copa y el tejido del sombrero en sí. Son típicos de esta región, de la sierra tepehuana. También fabrican sus propios instrumentos musicales como son los violines, las sonajas de madera y las flautas de carrizo.

La mayoría de los objetos que hacen los artesanos duranguenses tienen una utilidad práctica, y están fabricados con material disponible en el medioambiente: Por ejemplo, los bules o guajes y jícaras son recipientes utilizados para transportar líquidos, fabricados con el fruto de una enredadera, parecida a la calabaza. Elaboran ollas, comales y platos de barro crudo. Con éste mismo barro fabrican pipas, muñecos y animalitos rústicos para que los niños jueguen. Con madera de madroño hacen cucharas y bateas. De igual forma diseñan carritos para transportar productos que llegan a medir hasta un metro de largo. Todo esto lo puedes presenciar en la sala de etnografía actual del Museo Regional de Durango.  

Los huicholes elaboran cestería y figuras talladas en madera, pero sus áreas principales de desarrollo son la cerámica y el textil. En cerámica se fabrican piezas ornamentales como vasos, cazuela, jarra y figuras de animales, y de los textiles se elaboran sarapes, manteles, servilletas y, obviamente, su vestimenta tradicional, hecha de manta con bordados de colores.

Tomando inspiración de los mitos y leyendas de su cultura crean obran como los cuadros de estambre, que se elaboran sobre tablas de madera con cera; piezas que se trabajan formando figuras con chaquira sobre bules, violines, tortugas y todo lo que su imaginación produce. Muchos objetos que son ofertados también reflejan sus vivencias religiosas.

Si agregamos a esta larga lista la alfarería, joyería, la escultura, el vidrio soplado y la cerámica esgrafiada, que es característica de la Escuela de Pintura, Escultura y Artesanía del la Universidad Juárez del Estado de Durango, tenemos un panorama más claro de la inestimable riqueza artesanal de Durango.

A lo largo y ancho del estado, artesanos confeccionan con pasión, talento y dedicación, objetos únicos e inigualables en calidad. Obtienen resultados increíbles con ningún o muy poco uso de maquinaria. Estas técnicas ancestrales que utilizan para transformar los recursos de la naturaleza en objetos a la vez útiles y decorativos son la prueba viviente de la rica tradición de Durango. 
 

Artesanías de Durango

Mira de cerca las artesanías que Durango tiene para ofrecer.

Galería
Artesanías de Durango

Escucha y descubre más sobre la historia de esta rica artesanía.

Audiospot

Compartir página

Más sobre Durango

Más Artesanías

¡Te queremos con nosotros!

Suscríbete a nuestro newsletter y acompáñanos a descubrir México