None

Tunas y Callejones

Guitarras y panderos resonando en la cantera

Miles de canciones se tocan e interpretan día con día en las calles y plazas de la ciudad. Los cantantes se detienen rodeados de la gente dispuesta a disfrutar el sonido de guitarras y panderos, bailar a ritmo de cuerdas y cantos eufóricos que imprimen un tinte mágico a cada rincón de la ciudad.

¿Qué Visitar?

¿Qué Visitar?

  • En el plano romántico no hay mejor lugar para perderse que Guanajuato. Y si no te agradan las tunas o estudiantinas puedes emprender tus propios paseos laberínticos por plaza, calles, túneles, escalinatas, monumentos y callejones.
  • Aunque algunos grupos ya tienen algunos recorridos específicos para llegar a ciertos miradores o plazas, la gracia de las callejoneadas es dejar que los pies lleven a músicos y concurrencia por donde venga en gana.
  • La estudiantina oficial de la Universidad de Guanajuato ofrece recorridos gratuitos todos los lunes y martes a partir de las 8 de la noche, partiendo del atrio de la iglesia de San Diego. De cualquier forma no está de más disponer de unas monedas para propina.
  • De martes a domingo, a partir de las 19:00 horas, inician los recorridos de las estudiantinas comerciales.
  • Llévate una linterna. Te puede ser útil si te alejas del grupo y de pronto te pierdes en algún callejón oscuro.
  • Como se trata de un festejo tipo juglar se vale llevar silbatos, panderetas y hasta máscaras para sumar al jolgorio.
¿Qué Saber?

¿Qué Saber?

  • La tradición de las tunas, a la manera de España, inició en Guanajuato a finales de 1962, cuando un grupo de entusiastas jóvenes comenzarón a ensayar y se organizaron para realizar presentaciones informales.
  • La primera “estudiantina” o “tuna” formal fue la de la Universidad de Guanajuato, la cual debutó el 13 de abril de 1963.
  • Por concepto, una tuna es universitaria y masculina. Si no cumple estas condiciones debe llamarse estudiantina o rondalla, aunque la verdad no es sensato ni inteligente pelearse por ello con los grupos de músicos de Guanajuato.
  • El término “tuna” procede del latín “tonare”, es decir entonar (recitar con ritmo). Por las periódicas corrupciones fonéticas se transformó en “tunare”. Del verbo surgió el sustantivo “tuno” y por extensión la denominación del grupo como “tuna”.
  • Otra denominación relacionada con las callejoneadas en Guanajuato apela al término del Diccionario de la Real Academia de la Lengua Española, en el sentido de referirse a un tuno como un pícaro. Se aplica a la persona que es muy astuta y vagabunda.
  • Cantar, bailar, tocar un instrumento, hacer acrobacias, recitar leyendas de la ciudad y sus callejones son parte de los atributos juglares y del espectáculo que ofrecen los tunantes de Guanajuato a los turistas.
  • Los estudiantes, en los albores de las universidades, eran clérigos menores que haciendo uso de la autonomía universitaria se agrupaban en “repúblicas”; eran los denominados “goliardos”, por eso las tunas y estudiantinas se distinguen unas de otras con estandartes y escudos.
  • En Guanajuato cerca de 30 estudiantinas ofrecen sus servicios artísticos para asistir a callejoneadas, audiciones y serenatas.
  • Las callejoneadas regularmente duran entre dos y dos horas y media. ¡A veces mucho más!
Galería - Tunas y callejones

Recorre las tunas y callejones de Guanajuato en fotografías.

Galería
Calle subterránea Miguel Hidalgo

Transpórtate a las calles subterraneas y callejones de la ciudad de Guanajuato.

Foto 360
Tunas y Callejones

Maravíllate y aprende más sobre las tunas y callejones.

Audiospot

Compartir página

Más sobre Guanajuato

Más Vox Pópuli

¡Te queremos con nosotros!

Suscríbete a nuestro newsletter y acompáñanos a descubrir México