None

Leyenda de Ácatl

Caminante Enamorado

En la bahía de lo que hoy es la zona turística de Acapulco se encontraba asentada la tribu Yope. Un día, fueron atacados por unos nómadas náhuatls, quienes les obligaron a huir, arrebatándoles su tierra.

Durante ese tiempo, la mujer del jefe nómada dio a luz a un varón, al que nombraron Ácatl, que significa “carrizo”. Su padre decidió encomendar su protección a Quetzalcóatl.

Con el paso de los años los nómadas abandonaron el territorio que habían tomado de los Yope y Ácatl creció para volverse un hombre fuerte, de carácter firme. Le llegó la edad de casarse y emprendió camino para buscar una esposa, se despidió de su padre prometiendo regresar acompañado de la mujer “ideal”.

Arribó a una población de la que nunca había escuchado y ahí se enamoró instantáneamente de Quiáhuitl, la hija del jefe. Desafortunadamente, quien habitaba ese lugar era la tribu Yope.

El padre de la muchacha se opuso violentamente a la boda cuando descubrió la identidad del joven, además, invocó a los dioses para maldecirle con un hechizo.

Ácatl, entristecido, decidió regresar a casa, pero su dolor era tal que empezó a llorar a borbotones. Las lágrimas caían imparables sobre su cuerpo hasta que empezaron a derretirlo, así se convirtió en un charco de lodo y no de sangre.

Y de ese lodo nacieron carrizos… como si se tratara de sus hijos.

Quetzalcóatl, furioso por la maldición que el jefe Yope había puesto sobre su protegido, le castigó convirtiendo a su hija en una nube negra y cargada de energía, a la que condenó a vagar por el cielo.

Una tarde la nube llegó a la bahía y vio los carrizos, a los que identificó como hijos de su amado Ácatl.

Descargó entonces toda su furia en una lluvia que arrasó los pequeños carrizos… extenuada, se dejó caer sobre el lodo y murió, sin saberlo, fundida con Ácatl.

Fue así como Acapulco obtuvo su nombre, de la unión Acatl-Quiáhiutl, que significa “carrizos destruidos en el fango”.

La Leyenda de Ácatl

Descubre la historia de La Leyenda de Ácatl.

Audiospot

Compartir página

Más sobre Guerrero

Más Leyendas

¡Te queremos con nosotros!

Suscríbete a nuestro newsletter y acompáñanos a descubrir México