None

Guitarras de Paracho

Música de Cuerdas

Paracho es una palabra chichimeca que significa “ofrenda”. Por más de 400 años, sus habitantes han honrado su nombre dando testimonio de esta ofrenda a Orfeo, Apolo, Caliope y Xochipilli… es decir, a la música. Rodeado de bosque es una población donde alrededor del 70% de sus habitantes se dedica a la laudería o trabajos relacionados a ella.

Las guitarras e instrumentos de cuerda que elaboran las manos de sus artesanos son reconocidas en todo México y el mundo; llevándole a ser conocida como “la Capital de la Guitarra”.

Paracho, por supuesto, es mucho más que guitarras, pues se producen alrededor de 120 variables de instrumentos de cuerda, todos, realizados virtuosamente. Sus maestros artesanos acarician la madera, la cortan y ensamblan. Se prueba el sonido de su caja, se acaricia con la lija cada parte para que su textura sea perfecta. Barniz y cuerdas colocadas magistralmente hacen el terminado para que su sonido se expanda y sea nítido.

La oferta de guitarras e instrumentos musicales es prácticamente infinita, desde lo más comercial y económico, hasta diseños exclusivos a solicitud de conocedores. 

A Paracho lo mueve la música, y el conocimiento se hereda de padres a hijos. 

Caminar por Paracho es acompañar los pasos con notas que escapan de los talleres de los más de 400 lauderos y los cientos de artesanos que trabajan alrededor de este oficio creando, diseñando, dándole mantenimiento y reparación a los instrumentos, sumando alrededor de 700 familias las dedicadas a ello.

De manera industrializada, existen 15 fábricas de instrumentos musicales de cuerda, las que aprovechan la mano de obra experta del lugar.

Cada año, en agosto, Paracho abre sus puertas y concentra su saber en la “Feria Internacional de la Guitarra” que cumplió cuarenta años de realizarse en 2013. Su atractivo se centra en torno a este instrumento y sus manifestaciones, a través de eventos artístico-culturales, concursos artesanales, muestras gastronómicas y concursos especializados como el tradicional de niños guitarristas, de orquestas y de danzas regionales.

En la meseta purépecha, rodeada de árboles y olor a madera, te espera Paracho, sus guitarras y su oficio laudero, para rendir ofrenda a los dioses, ya sean de la Grecia antigua o del México prehispánico, a través de cuerdas y notas… que se traducen en música del cielo y del mundo terreno.

¿Qué Visitar?

¿Qué Visitar?

  • Plaza PrincipalLos domingos es común que los artesanos acudan de toda la meseta purépecha a vender aquí sus productos; además, esta plaza se encuentra rodeada de restaurantes y un mercado donde es posible probar la deliciosa gastronomía del lugar.
  • Museo de la GuitarraAquí se exhiben algunos de los mejores trabajos hechos por los artesanos locales, además se narra la historia de los primeros fabricantes.
¿Qué Saber?

¿Qué Saber?

  • Paracho es una palabra chichimeca que significa “ofrenda”.
  • El 40 por ciento de los habitantes del lugar se dedica a las artesanías, entre ellas las guitarras.
  • Hay dos tipos de guitarras finas en Paracho, las de cedro y las de paloescrito, ambas con tapa de pinabete. Las cuales, de acuerdo a los fabricantes, nunca se pintan, sólo se barnizan.
  • El Centro para la Investigación y Desarrollo de la Guitarra A.C. (CIDEG), que se ubica en Paracho, fue fundado en 1992 y se registró formalmente en 1995.
Galería - Guitarras de Paracho

Observa a detalle la belleza de las guitarras de Paracho.

Galería
Guitarras de Paracho

Aprende más sobre la elaboración de estos instrumentos musicales de Paracho.

Audiospot

Compartir página

Más sobre Michoacán

Más Artesanías

¡Te queremos con nosotros!

Suscríbete a nuestro newsletter y acompáñanos a descubrir México