None

Artesanías de Oaxaca

La Realidad Etérea

Pedro Linares López era un artista reconocido en la escena de la Ciudad de México. Moldeaba figuras de cartón para celebridades como Frida Kahlo y Diego Rivera, pero a los 30 años cayó inconsciente en cama por una terrible enfermedad. 

Mientras soñaba, se encontró en un extraño y fantástico bosque, rodeado de animales. Sin embargo, estos animales no correspondían a aquellos que conocía, los perros tenían alas de mariposa y cuernos de toro, las jirafas eran azules y su mirada parecida a la de un dragón; los insectos se fusionaban con los mamíferos, y todos repetían la misma palabra: “¡Alebrijes!, ¡alebrijes, ¡alebrijes!”. Este suceso terminó por marcar la vida de Pedro Linares para siempre.

Tiempo después, el artesano decidió proyectar sus visiones a la realidad, y en papel maché comenzó a recrear estas extrañas figuras, llamándoles alebrijes, una palabra que ahora hace referencia a cualquier cosa enredada o difícil, en un contexto fantástico.

En la década de 1980, Manuel Jiménez Ramírez, nacido en San Antonio de Arrazola, Oaxaca, viajó a los Estados Unidos para asistir a un taller donde se habló de la técnica desarrollada por Pedro Linares. El oaxaqueño quedó tan impresionado con su experiencia que adaptó la creación de estas figuras a la técnica del tallado en madera de copal, y así surgió una tradición que le da renombre a municipios como Arrazola, San Martín Tilcajete y La Unión Tejalapan…

Estas artesanías son el deleite de personas en todo el mundo, únicos en su fabricación y detallado, no se producen en moldes para conservar su autenticidad y garantizar que cada pieza conserva un carácter de identidad propia. 

Una vez que se moldea la madera, se le lija hasta por 24 horas y se le da un baño de gasolina, para prevenir el apolillamiento; y se deja reposar hasta por seis meses, garantizando así un secado perfecto. Cuando está lista entonces se inicia con el decorado, el cual, dependiendo del tamaño y complejidad del diseño, puede tardar hasta ocho meses en concluir.

Con colores brillantes se marcan estrellas, líneas, escamas, caracoles, flores, puntos, y demás elementos que dan personalidad a la artesanía, además de representar conceptos positivos en la cultura zapoteca, como la amistad.

Actualmente, los visitantes pueden visitar talleres y museos ubicados en los municipios de San Antonio de Arrazola y San Martín Tilcajete, donde la producción de alebrijes es la principal actividad económica; lo cual habla de las décadas de experiencia que tienen los artesanos en el curioso proceso de volver realidad sus sueños.

Artesanías de Oaxaca

Maravíllate con estas fotos de las Artesanías de Oaxaca.

Galería
Artesanías de Oaxaca

Aprende más sobre Artesanías de Oaxaca.

Audiospot

Compartir página

Más sobre Oaxaca

Más Artesanías

¡Te queremos con nosotros!

Suscríbete a nuestro newsletter y acompáñanos a descubrir México