El Ate Moreliano

El Ate Moreliano

Dulce Preservación

El ate, considerado el dulce más popular de la confitería michoacana, es también uno de los más antiguos; un producto directo del sincretismo culinario que ocurrió en México durante y después de la conquista.

Por un lado, en el México prehispánico se disfrutaban platillos endulzados como los tamales rellenos con mieles naturales; como las del maguey, la tuna, el mezquite y, por supuesto, las abejas.

Mientras tanto, en Andalucía, España, ya se preparaban una versión del ate, pero se le conocía como “carne de membrillo”. Al nombre de cada fruta se le agregaba la terminación "ate" para referirse al rico dulce, ejemplo: los de higo se llamaban higate y los de membrillo, membrillate. Esto explica el origen del nombre que se emplea actualmente.

En tiempos del Virreinato, los conventos se convirtieron en los principales productores de dulces, ya que las religiosas buscaban una manera de sostenerse vendiéndolos.

Y fueron las monjas dominicas del convento de Santa Rosa de Lima, hoy Conservatorio de las Rosas, ubicado en la capital del estado, quienes empezaron a preparar desde 1595 los ates con las frutas nativas de Michoacán y aquellas traídas desde Europa por los frailes franciscanos.

Membrillo, tejocote, manzana, pera, durazno, guayaba, perón, ciruela, chirimoya, higo, mango… los sabores frutales de los ates son tan variados como las formas de comérselos. La que más se disfruta en Morelia es el ate con queso manchego, pero también se le usa para endulzar licuados y acompañar helados u otro tipo de postres.

Barras y cubetas de ate fresco, laminillas escarchadas, rollos y ate horneado en forma de cuadritos, este dulce es un producto versátil que tiene a Morelia como capital. Es más, el ate es tan emblemático ¡que fue uno de los apodos del equipo de fútbol profesional de la ciudad!

Hoy en día, puedes descubrir el proceso de elaboración del ate en el Museo del Dulce o la Dulcería de la Calle Real, quienes amablemente nos recibieron y realizaron una demostración que capturamos en video.

La descripción de su dulzor no es suficiente, ¿qué tal seguirte antojando al observar sus texturas y colores e imaginar cómo se disuelve en tu paladar? ¡No esperes más!

El Ate Moreliano

Descubre cómo se prepara esta delicia Michoacana

Videospot
El Ate Moreliano

Observa cada detalle de este dulce tradicional de Michoacán

Galería

Compartir página

Más de Se Antoja

¡Te queremos con nosotros!

Suscríbete a nuestro newsletter y acompáñanos a descubrir México