Danza de los Huehues

El Misticismo del Mestizaje

El origen del baile de los Huehues es muy antiguo, viene de la culturas prehispánicas. Hay quienes dicen que esta danza folklórica proviene de la cultura tlaxcalteca, otros que de las tradiciones tének vinculadas al legado azteca, donde el baile era para adorar a sus dioses. Por otro lado, en la cultura chichimeca representaban a cazadores del monte, porque se sustentaban con los animales que cazaban.

Lo que es cierto, es que este baile se expandió a muchas regiones y culturas. En la región Huasteca, la danza se realiza en el Xantolo, el día de Muertos. Con esta danza, los viejos sabios ayudaban a las viudas a encontrar cobijo después de que sus esposos habían muerto en batalla. Esto ocurría hace más de quinientos años.

Para contextualizar lo de “viejos sabios”: “Huehues” significa “ancianos” en idioma náhuatl, pero el término no es usado de manera despectiva, de lo contrario, implica posesión de vasta experiencia y sabiduría. El par que ejecuta la danza representa al hombre y a la mujer, ambos personajes enmascarados…

Específicamente, los huehues de Tlaxcala tienen su origen en el siglo XVII. Como no podían asistir a las fiestas de sus patrones, los indígenas tlaxcaltecas imitaron a los bailes y vestimenta de los hacendados y sus señoras. 

Lo hicieron en tono de burla, para ridiculizar los bailes de los caciques de ascendencia española, así como lo hacían los purépechas en Michoacán con su danza de los viejitos. Como era de esperarse, esta tradición no fue del agrado de los españoles: en 1699, el gobernador de la provincia emitió un auto en el que prohibía a los danzantes burlarse de las personalidades locales y ordenó que el edicto se pregonara en náhuatl y español. Sin embargo, la tradición sobrevivió.

Esta cadena de eventos, curiosamente, revela la naturaleza profundamente mestiza de la danza. De hecho, los instrumentos tradicionales de los españoles, salterios, violines y guitarras, sustituyeron a las flautas y percusiones precolombinas.

Resulta muy importante destacar el hecho de que esta danza se propagó en todo el estado de Tlaxcala y en muchas regiones vecinas, como Puebla y la Huasteca. En cada rincón de Tlaxcala, el baile fue evolucionando en composición musical, en vestuario y coreografías. Hay más de 60 poblaciones tlaxcaltecas que celebran las danzas de los Huehues al momento del carnaval.

A los grandes grupos de danzantes se les llama camadas, que a su vez ejecutan las cuadrillas. De acuerdo con el alto grado de convocatoria que tenga el capitán, pueden tener entre 20 y 120 personas. Están compuestas por una diversidad de personajes nacionales y prehispánicos que mezclan lo religioso con lo pagano. 

El Diablo, por ejemplo, se encarga de corretear a mujeres, espantar niños y entra a las casas abiertas para hacer travesuras en todo el camino. Cada año, durante los tres días que preceden al miércoles de ceniza, los integrantes sacan sus trajes y los que ahorraron seguramente supervisan que el ajuar nuevo esté completo. Mínimo, cuestan mil quinientos pesos pero algunos llegan a costar cien mil pesos.

Los Huehues usan un pantalón bombacho y un saco, ambos de terciopelo y decorados con lentejuelas; su máscara viene con barba y "copillis", que son los penachos elaborados con plumas de aves, como las del águila, a manera de recuerdo de la tradición prehispánica.

Las mujeres que los acompañan portan vestidos sensuales, para mostrar un estilo carnavalesco más moderno. Curiosamente, hace muy poco que tienen derecho de bailar con los hombres; antes era un hombre vestido de mujer que bailaba el papel femenino.

La tradición milenaria del baile de los Huehues nos revela todas las etapas de la historia de México. Esta fusión sincrética entre las creencias indígenas y las católicas en el momento de la evangelización española, sigue viva al día de hoy e ilustra perfectamente el carácter mestizo de nuestro pueblo mexicano.

Dance of the Huehues

Aprende más sobre esta tradicional Danza de carnaval

Audiospot

Compartir página

Más sobre Tlaxcala

Más Danza y Música Tradicional

¡Te queremos con nosotros!

Suscríbete a nuestro newsletter y acompáñanos a descubrir México