None

Coatepec

Ojalá que Huela a Café

Enclavado en uno de los ecosistemas con mayor biodiversidad en todo México, el Pueblo Mágico de Coatepec se yergue señorial en las alturas de un bosque de niebla repleto de encinos, liquidámbares, magnolias, orquídeas y helechos milenarios. Te dará una especial impresión con el despliegue del suculento aroma del café de altura, que ha forjado parte de su esplendor.

“En el Cerro de las Culebras” significa Coatepec en lengua náhuatl. Pero, al ver su vegetación, uno supone, más bien, que está “en el cerro de los cafetales”. Las primeras matas de café fueron traídas de Cuba y cultivadas en la hacienda de Zimpizahua en 1808. Gracias a su calidad y alto rendimiento, desde entonces la vida en Coatepec ha girado alrededor de esta bebida tan estimulante.

El café ha sido muy benéfico para este ecosistema, ya que los requerimientos de sombra y humedad obligaron a cuidarlo. Gracia a este esmero, el café de Coatepec ha obtenido la tan preciada denominación de origen.

Ideal para saborearlo es cualquier cafetería o restaurante de la plaza principal. Allí también están el parque Hidalgo, la Iglesia de San Jerónimo y el Palacio Municipal.

Pero para disfrutar aún más el sabor y aroma de esta bebida, es imprescindible visitar las fincas y ex haciendas cafetaleras, como El Trianón, que no ha parado su producción desde 1901. O la Ex Hacienda de Orduña, que se dedicó, desde el siglo XVIII, a la producción de caña de azúcar y luego al café y a los cítricos.

O la propia Ex Hacienda de Zimpizahua: allí donde se plantaron las primeras matas traídas de Cuba, y que hoy es un hotel-restaurante donde se puede palpar y respirar la historia.

El Museo del Café “La Mata”, que está albergado en una construcción del siglo XIX, se convirtió en el espacio de beneficio de café más grande de América.

Coatepec es también un destino ideal para el ecoturismo por el sinfín de paseos y lugares que ofrece el bosque de niebla al visitante. Claro, su cocina es un agasajo para todos los paladares, señaladamente con la cecina coatepecana y las truchas y acamayas, que son langostinos de río. De postre, nada mejor que sus deliciosos helados y licores de café, mandarina, nuez de macadamia, limón o maracuyá.

A tan sólo ocho kilómetros de Xalapa, ciudad capital del estado de Veracruz, el Pueblo Mágico de Coatepec te recibe y retiene con un festín interminable para tus sentidos. ¡Abre los brazos a su bienvenida!

¿Qué Visitar?

¿Qué Visitar?

  • Palacio Municipal. Del siglo XIX. Al lado se encuentra la Parroquia de San Jerónimo.
  • Parque Hidalgo. Ideal para relajarse y pasar un rato en sus hermosos jardines.
  • Museo-Jardín de Orquídeas. Se conservan más de 5,000 orquídeas de aproximadamente 2,000 especies distintas.
¿Qué Hacer?

¿Qué hacer?

  • Fiesta Patronal de San Jerónimo. Se realiza el 30 de septiembre de cada año. Hay danzas de tocotines y procesiones.
  • Feria del Café. Los productores de este grano organizan una exhibición con venta de productos relacionados al cultivo y producción del café.
Comida Típica

Comida típica

  • Sopa de pan
  • Estofado de gallina
  • Chiles rellenos. De queso o carne.
  • Mole de gallina. Salsa de varios ingredientes que suele acompañarse con arroz.
  • Dulces de leche
  • Licores de café y crema
  • Derivados del café
¿Qué Saber?

¿Qué Saber?

  • Coatepec originalmente fue una población de totonacas congregados en el lugar actual en el siglo XVI.
  • En 1560 los franciscanos fundaron la primera iglesia en el lugar actual.
  • Fue elevado a categoría de ciudad el 16 de diciembre de 1886.
  • El café de Coatepec tiene denominación de origen, pero las primeras plantas llegaron desde La Habana, Cuba en 1808.

Arte Popular

  • Trabajos artesanales con el tallo del café
  • Ebanistería
  • Tallado de muebles en madera
Galería - Coatepec

Siéntete de visita en Coatepec con estas fotografías.

Galería
Coatepec

Escucha todo lo que quieres saber sobre Coatepec.

Audiospot

Compartir página

Más sobre Veracruz

Más Pueblos Mágicos

¡Te queremos con nosotros!

Suscríbete a nuestro newsletter y acompáñanos a descubrir México